Jeet Kune Do

Jun Fan Gung Fu – Jeet Kune do, nace de la inagotable capacidad de estudio de uno de los mas grandes artistas marciales de todos los tiempos. Lee Jun Fan, más conocido como El Maestro Bruce Lee.

Este hombre de origen Chino, comenzó con las artes marciales en Tai Chi Chuan a los 8 años, luego a los 13, se inicia en el Wing Chun Kung Fu. Posteriormente se dedica al desarrollar un sistema propio de autodefensa, el que bautizaría con su nombre propio en Chino Cantonés, Jun Fan Gung Fu. Este sistema de Gung Fu o Kung Fu, se basa principalmente en 3 estilos, considerando además, aspectos de otros mas de 20 sistemas.

3 pilares fundamentales:

El Wing Chun Kung Fu Chino

Del que rescata el combate a corta distancia, la sensibilidad en el enfrentamiento a través de las manos pegadas o Chi sao, la potencia de sus golpes, bloqueos y patadas, así como de la efectividad metodológica de sus formas.

El Boxeo Inglés

Disciplina de la que extrajo las diferentes formas de golpear de puños, la formas de bloquear, así como la habilidad para los esquives y desplazamientos.

La Esgrima Occidental

De la que resaltó la explosividad en los desplazamientos, la profundidad de los ataques y la habilidad de balance y recobro al momento del combate.

El Maestro Lee, se dedicó gran parte de su vida a investigar, estudiar y practicar, las más diversas artes de autodefensa conocidas en ese tiempo, la década del 60′, y fruto de su inagotable búsqueda de la perfección y obsesionado por la mayor efectividad a la hora del enfrentamiento, comienza a desarrollar un nuevo concepto, al que llamaría Jeet Kune Do o Camino del puño que intercepta, que sería más que un sistema, una forma de aplicar los conocimientos en arte marcial, a la hora de un enfrentamiento.

“Usando el no camino como camino y teniendo la no limitación como limite” es la consigna de este arte, que nos invita a no ser rígidos al momento del combate, a no seguir una estructura, sino que adaptarse a cada momento, situación y adversario.

Este legado es practicado por miles alrededor del mundo y tras la muerte de su fundador, sus alumnos y discípulos de primera generación, se han dedicado a difundir las enseñanzas del Pequeño Dragón, haciendo énfasis en la versatilidad del JKD.